El maestro tiene más de poeta que de pensador.

El maestro tiene más de poeta que de pensador.
 
Más de jardinero que de tecnócrata centinela.
 
El maestro tiene en sus manos una obra de arte.
 
Un diamante en bruto por espejar.
 
Es fácil romper el carbón hasta dar su corazón brillante.
 
Lo difícil es esperar a que se rompa por si su propio ritmo.
 
Lo difícil en educación
 
es
 
saber esperar
 
a que el otro llegue
 
donde tiene que llegar.
 
Del borrador de mi próximo libro “La Educación de las Luciérnagas”
Sólo buscas sentir algo, lo que sea… pero algo.
Porque las parejas se terminan, pero los vínculos, son para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi carrito
Cerca Lista de deseos
Cerca visto recientemente
Comparar productos (0 Productos)
Comparar producto
Comparar producto
Comparar producto
Comparar producto
Categorías
× ¿Cómo puedo ayudarte?